MARIJOSE
   
 
Marijose es la chava más buena y más buena onda que he conocido en mi corta vida y creo que así va a ser hasta el final de mi corta vida o tal vez larga. La amo como nunca he amado a alguien más, pero yo sé que no tengo ni una oportunidad con ella, pero en el corazón no se manda, y además sólo el corazón puede cambiar al corazón. Ella y yo somos muy diferentes, pero si los polos opuestos se atraen.....bueno, esta página esta dedicada a ella y es como una carta pero en Internet.
 
LA FELICIDAD

Un cielo azul, dos estrellas
Brillando en la inmensidad.
Un pájaro enamorado
Cantando en el florestal.
Por ambiente, los aromas,
Del jazmín y el azahar.
Junto a nosotros, el agua
Brotando del manantial;
Nuestros labios, mucho más.
Tú levantándote al cielo
Y yo siguiéndote allá.
Ése es el amor, mi vida.
¡Esa es la felicidad!

Cruzar con las mismas alas
Los mundos de lo ideal.
Apurar todos los goces
Y todo el bien apurar.
De los sueños y la dicha
Volver a la realidad,
Despertando entre las flores
De un césped primaveral.

Los dos mirándonos mucho;
Los dos besándonos más.
Ése es el amor, mi vida.
¡Esa es la felicidad!



LA CITA

En tu alcoba techada de ensueños, has derroche
De flores y de luces de espíritu; mi alma
Calzada de silencio y vestida de calma,
Irá a ti por la senda más negra de esta noche.

Apaga las bujías para ver cosas bellas;
Cierra todas las puertas para entrar a la ilusión
Arranca del Misterio un manojo de estrellas
Y enflora como un vaso triunfal tu corazón.

¡Y esperarás sonriendo, y esperarás llorando!
Cuando llegue mi alma, tal vez reces pensando
Que el cielo dulcemente se derrama en tu pecho...

Para él, amor divino, ten un diván de calma,
O con el lirio místico que es su arma, mi alma
¡apagará una a una las rosas de tu lecho!



SU VIDA

Esperar, recordar, temer, quejarse
Siempre anhelar, no contentarse nunca,
Suspirar tras el bien que se nos trunca,
Ni en la verdad, que es nuestra, solazarse.

Ya en menos o ya en más considerarse,
Y al conocerse maldecir la suerte;
Luego, al verse ya cerca de la muerte,
De la vida perdida lamentarse.

Tal es el hombre, al menos tal yo soy,
Aunque bienes y honores no deseo,
Y aunque Gloria y Amor buscando voy.

La una me hace vivir de mi alejado,
Del otro me persigue el buen deseo, mas sólo el furor de ambos he probado.



ABRÁZAME

Llama voraz cundió dentro de mis venas
Y calcinó la savia juvenil,
Aquella savia ardiente y bulliciosa
Germen feroz de inspiración febril.

Hoy sólo queda el tronco silencioso,
El viejo tronco, triste y sin verdor,
En que anida el reptil de los recuerdos,
Que muerde sin cesar mi corazón,

¡Ay! Todo reverdece en torno mío,
la rama seca, el campo, hasta el peñón
que envuelve el musgo en manto de esmeralda,
con el alma abatida la ilusión.

Acércate, bien mío, y no te asuste
La eterna desnudez de mi dolor;
Sé tú la enredadera que me escude
De la saña de ábrego feroz.

Yo he visto en la arboleda solitaria,
A cuyo pie el arroyo gemidor
Se retorcía inquieto, como un niño
Que el brazo de la madre aprisionó.

Yo he visto una palmera desgajada,
Sin follajes, sin dátiles, sin flor,
De quien cuentan las brisas del desierto
Una historia tristísima de amor.

La he visto una mañana desplegando
A los vientos su verde pabellón,
Su pabellón, tejido con las hojas
Que amante enredadera le prestó.

Sé tú la enredadera de mi vida,
Dame la fresca sombra de tu amor,
Y como la palmera del arroyo,
Se animará mi yerto corazón.

 
Con lo que voy a terminar mi página es con decirles que amo a Marijose más que a nadie y a nada en este mundo y nadie va a cambiar eso, y mis sentimientos hacia ella no van a cambiar ni en mil años. Después les digo que necesito estar al lado de María José para poder vivir y poder tener la felicidad que quiero y poder hacerla feliz también, aunque me cueste la vida o todo lo demás, pero nada me importa más que ella, y sin ella de que me sirve lo demás y de que me sirve vivir. No hay vida para mi sin ella, porque la AMO. Termino diciéndoles unos versos.

...................................................................
Hoy la Tierra y los cielos me sonríen;
Hoy llega al fondo de mi alma el sol;
Hoy la he visto...la he visto y me ha mirado
¡Hoy creo en Dios!
...................................................................
Por una mirada un mundo
Por una sonrisa, un cielo;
Por un beso..., ¡yo no sé
Qué te diera por un beso!
...................................................................
Los suspiros son aire, y van al aire.
Las lágrimas son agua, y van al mar.
Dime, mujer; cuando el amor se olvida,
¿sabes tú, adónde va?
...................................................................
-¿Qué es poesía? - me dices mientras
clavas tu pupila en la mía;
¿que es poesía? ¿y tú me lo preguntas?
Poesía... ¡eres tú!
 
Favourite links
 


Email me at:
alejandro_1986@hotmail.com

This page has been visited times.